Mejora comunicación entre familias, con espacios de convivencia

  • 18 Jul, 2018
  • DESTACADA

Entrega-recepción y visita supervisada, son las dos modalidades de servicio que ofrece el Centro de Convivencia Familiar Supervisada, perteneciente al Tribunal Superior de Justicia y a través del cual, los menores, cuyos padres estén inmersos en un proceso de separación o divorcio legal y que requieran de un espacio neutral, pueden continuar conviviendo con el progenitor que no ostente la custodia legal.

Pero no únicamente se favorece la sana convivencia entre los menores y sus progenitores, sino que, a través de este espacio, se logran desarrollar otras competencias, como la comunicación entre padres e hijos, así como el sentido de la responsabilidad, resaltó su director, Alejandro Robles de la Torre.

Expuso que no únicamente se realizan en su interior las visitas, sino que, además, se abre un expediente por cada caso en el que se va valorando el desempeño del progenitor conviviente, en el que se analizan aspectos desde la puntualidad, que derivan en recomendaciones para el juez familiar que van desde la suspensión de las visitas hasta el cambio de modalidad.

“Otra de las pretensiones o de lo que está aportando el poder judicial, a través de estos centros, es que estos progenitores que no tienen una buena, una cordialidad en cuanto a su trato, al acudir aquí, se reeducan, es decir, empiezan a tener buena comunicación, aquella que les faltaba, empiezan a tener confianza y empiezan a tener respeto por tiempos”

Y es que son dos las modalidades las que se pueden desarrollar en este lugar, dependiendo de la orden emitida previamente por el juez familiar; la primera es la de entrega-recepción y en está, el centro únicamente funge como el sitio en el que el padre o madre conviviente, podrá recoger a su hijo para llevarlo a pasear e, inclusive, en muchos casos, puede llevárselo por un día y regresarlo al siguiente, siempre en la hora convenida, pues de no hacerlo, se podrá hacer acreedor a una sanción y, si el retraso es amplio, hasta a una denuncia penal por sustracción de menores.

“La primera de ellas, es la de entrega-recepción, en esta modalidad, quien tiene la custodia del niño, niña o adolescente, acude en la hora que haya fijado el juez para entregarle al hijo a aquél que tienen la posibilidad de convivir, que no tiene la guardia y custodia”

“En una entrega recepción, padre o hijo, o madre o hijo, según se trate, según sea el conviviente, se puede salir al exterior, ya seda al parque, a la propia casa del conviviente, al cine, pero tienen la obligación de regresar al niño, en la hora que haya fijado el juez, es decir, no se quedan interior del centro, inclusive, en una entrega-recepción, puede el niño pernoctar con el progenitor conviviente”

La segunda modalidad, que es la visita supervisada, se ofrece cuando el juez determina, con hechos, que existe riesgo de que el menor sea sustraído del padre o madre custodio, por lo que las visitas se dan al interior del centro, por espacio de 4 o 5 horas y jamás, con la posibilidad de que el progenitor conviviente, pueda retirar al menor del lugar.

“La modalidad supervisada, sí se tienen que quedar al interior del centro y estas convivencia son pueden ser mayor a 4 o 5 horas, porque luego entonces el niño, no puede salir, no le permitimos salir, esto lo advierte el juez cuando hay un peligro, con respecto de una sustracción, por ejemplo, que haya un peligro que hay sido demostrado en juicio”

“Aquí tenemos 4 salas de convivencia, incluido el patio que afortunadamente es al aire libre, bastante grande, en donde pueden convivir los niños con sus progenitores convivientes”

“Después de un tiempo, podemos hacer una valoración psicológica de los progenitores del niño, para ver si ya estamos en aptitudes de que sea una entrega-recepción, la otra modalidad con la que contamos”

Melina González

CENTRO CONVIVENCIA.jpg

Depresión y violencia, motivos por los que zacatecanos van al psicólogo

Anterior

Depresión y violencia, motivos por los que zacatecanos van al psicólogo

39 denuncias penales interpuestas por la ASE

Siguiente

39 denuncias penales interpuestas por la ASE